¿Cuáles son las ventajas de tener un barco híbrido?

La tecnología híbrida ya está a nuestro alcance en muchos ámbitos: cada vez más nos encontramos con autobuses híbridos o eléctricos, al igual que los coches. Por otro lado, las tecnologías de energía solar invaden nuestras casas, oficinas y espacios públicos.

El mundo de la náutica no podía ser una excepción.

En Greenline producimos barcos híbridos en serie desde el 2009. Desde entonces invertimos constantemente en I+D para perfeccionar las tecnologías híbridas e innovar en este sector tan tradicional como es la náutica. Como resultado de este trabajo continuo - ya somos capaces de ofrecer la 3a generación del híbrido Greenline - la tecnología híbrida más avanzada en el mercado náutico a día de hoy.

 
 
The_Netherlands_7_resize.JPG

un consumo menor

Muchos de los armadores Greenline solo necesitan un depósito al año. Claramente, esto depende mucho de la manera de navegar de cada armador, pero la mayoría de nuestros clientes aprovecha la posibilidad de navegar en modo 100% eléctrico para hacer unas singladuras tranquilas o bien navegan en modo mixto: se puede navegar unas millas en modo eléctrico y luego pasar a modo diésel. Mientras navegamos en diésel - los motores eléctricos sirven de cargadores recargando las baterías en muy poco tiempo. 

Aparte de la posibilidad de ahorrar en combustible gracias al modo eléctrico, otra gran ventaja de los barcos Greenline es el casco.

El diseño, la geometría y la estructura de nuestros cascos tienen el nivel de resistencia del agua más bajo posible en cascos de semi-desplazamiento. Por eso los cascos Greenline se llaman "cascos de súper-desplazamiento". Esta tecnología nos permite mover el barco aplicando menos energía de propulsión y ahorrar tanto los kW en modo eléctrico como los litros de gasoil en modo diésel.


Posibilidad de navegar en silencio, sin ruidos ni humos

Te aseguramos que es muy posible que una vez pruebes la navegación eléctrica ya no tengas ganas de volver a navegar con diésel. La sensación es parecida a la que nos dan los barcos de vela, pero sin necesidad de manejar los cabos de las velas y sin escorar. Por fin, se disfrutar de la navegación a motor en silencio, sin notar el olor del diésel y con el único sonido de la estela del agua que producen los motores eléctricos. Realmente, esta experiencia es difícil de explicar - hay que sentirlo en primera persona.

IMG_5198.JPG

ST37_GL48_INT_04.jpg

Sentirse cOmo en casa

Todos los barcos Greenline están diseñados para aportar el máximo confort a bordo y poder relajarse como en casa. El diseño inteligente de Greenline ofrece mucha luz en todos los ambientes del barco y unos espacios amplios y ergonómicos.

Pero quizás lo más importante es tener la posibilidad de usar todos los electrodomésticos "normales", o sea los que puedas utilizar y tener en casa. Una nevera con congelador de tamaño completo, un horno microondas, una cafetera, etc. Todo gracias al sistema híbrido Greenline que nos permite disfrutar de la corriente 220V en todo momento sin necesidad de tener un generador.

Durante el día el barco usa las placas solares para almacenar la energía solar y también aprovecha los momentos cuando están encendidos los motores diesel para recargar las baterías al máximo. Tú decides cuándo y como gastar esta energía.

¿Qué podrás hacer con Greenline que muy pocos barcos te ofrecen?

  • usar el aire acondicionado durante toda la noche en completo silencio
  • no tener que descongelar la nevera durante toda la temporada de navegación
  • poder cargar cualquier dispositivo móvil o portátil en todo momento
  • instalar un router Wi-Fi y disfrutar siempre de internet a bordo
  • escuchar música sin el ruido del generador

Esta lista puede ser casi infinita, todo depende de la imaginación de cada armador Greenline :-)

 

Comprueba tú mismo las ventajas de tener un barco híbrido