Greenline - un barco que gasta poco y aprovecha al máximo la energía del Sol

¿CÓmo llegamos a ofrecer un consumo tan bajo en todos los barcos Greenline?

Durante los años de investigación que pasamos desarrollando el primer modelo de Greenline Yachts, el Greenline 33, nos encontramos con un obstáculo importante: la potencia de los motores eléctricos no era lo suficientemente alta como para mover un barco de más de 5 toneladas a una velocidad apropiada para tener el gobierno. Por otra parte, para llegar a esta velocidad (3-4 nudos) se gastaba tanta energía que no teníamos autonomía suficiente ni para llegar al próximo puerto.

¿Cómo lo conseguimos?

Gracias a las décadas de experiencia en diseño naval de J&J Design, y a muchas iteraciones de pruebas de diferentes geometrías de cascos en tanques de pruebas hidrodinámicas, finalmente llegamos a diseñar un casco que pudiera moverse hacia delante casi por si solo. Y con solo 10kW de potencia del motor eléctrico ya nos permitía llegar a unas velocidades considerables y alcanzar una autonomía de 20 millas y más! El resultado de este camino de prueba y error ha derivado en un nuevo tipo de casco que tiene muy poca resistencia del agua, separa las olas fácilmente y es muy estable, incluso con mala mar. Es por ello que lo llamamos "casco de super-desplazamiento".

El equilibrio

Otro tema importante a la hora de diseñar un barco que tiene la posibilidad de llevar propulsión eléctrica es el equilibrio entre el peso de las baterías y la autonomía - el desplazamiento de cada barco influye directamente en su navegabilidad, consumo de combustible y muchos otros parámetros. Por este motivo ofrecemos la cantidad de baterías equilibrada y calculada para la máxima eficiencia de cada casco de cada modelo Greenline Yachts.

Consumo diÉsel

El principal motivo para desarrollar un casco tan eficiente era conseguir mover el barco mediante la propulsión eléctrica y con un peso de baterías considerable. Pero el diseño de este casco también supone un gran ahorro para los motores diésel - navegando a diésel se gasta muy poco combustible, especialmente a velocidades bajas.

Unos ejemplos de consumos de barcos Greenline con las modernas motorizaciones Volvo Penta D3-220HP:

Greenline 33 (1 motor):

6 nudos - 2,7 L/h

8,3 nudos - 8,4 L/h

10 nudos - 16 L/h

Greenline 39 (1 motor):

5 nudos - 3,1 L/h

7,5 nudos - 9,2 L/h

9,5 nudos - 17,2 L/h

Greenline 40 (2 motores):

7,6 nudos - 2 x 4,3 L/h

9,3 nudos - 2 x 8,3 L/h

12,2 nudos - 2 x 14,4 L/h

Greenline 48 (2 motores):

6,5 nudos - 2 x 2,7 L/h

8,8 nudos - 2 x 4,4 L/h

11 nudos - 2 x 15 L/h

Paneles solares y banco de baterías

Otro de los factores que influye en el bajo consumo es la energía del sol. Gracias al sistema eléctrico, que integra las placas solares y las baterías de alta capacidad, la mayoría de armadores Greenline no tienen la necesidad de instalar un generador diésel. Tanto nuestras embarcaciones híbridas como las "Hybrid Ready" están preparadas para proporcionar el máximo confort a bordo sin generador.